Muy buen lugar y muy buena comida, Lastima el gerente, pedí que me cambien la factura por una factura A, y no tuvo la voluntad de hacerlo. Quita las ganas de volver.

Lindo ambiente. Moderno por dentro. Tiene mesas afuera, servicio de valet parking (imprescindible en esa zona). La atención me pareció realmente muy amable. Te reciben con unas empanaditas, salame y queso, muy ricos. La calidad de la carne es buena, con un punto justo. La ensalada y las papas fritas muy buenas. Las porciones son abundantes (quizá tenga que ver con sus elevados precios). Se come bien y se lo pasa bien.

Fui el Viernes con mi novia y la verdad que comimos muy bien. Los precios son bajos y las porciones abundantes. Volvere.